multiplex
la cuarta pared

lunes, 7 de marzo de 2016

Review: MASTER OF NONE - Primera temporada





Parto de algo fundamental: no me cae bien Aziz Ansari. No es un pensamiento demasiado elaborado. No tiene que ver con su talento o humor, tampoco podría citar demasiados de sus trabajos y apenas lo ubico por Parks and Recreation y sus monólogos de stand up. Simplemente no me cae bien. Aclaro esto de entrada para que tenga algo más de contexto la siguiente declaración: Master of None es una gran, GRAN serie.

La premisa es algo peligrosa, porque el californiano Aziz intenta lo que le funcionó a pocos y grandes. Y esos pocos tienen nombres como Jerry Seinfeld y Louis C.K. Me explico: Master of None es otro caso del comediante de stand up trasladando parte verídica de su vida al formato sitcom. Esto incluye situaciones reales, personajes inspirados en amigos reales, algunos amigos reales-reales e incluso, ante la falta de actores que den la talla representando a sus padres… Aziz puso a sus padres reales. Acá tengo que reforzar entonces la idea del principio, Ansari no me cae bien, su programa me irritaba desde antes de verlo… y aun así…


En Master of None (una de las tantas nuevas producciones originales y exclusivas de Netflix), Aziz Ansari es Dev, un aspirante a actor de raíces indias viviendo en New York, que por el momento logró apenas algo de fama gracias a un comercial de yogurt, y alterna sus días entre audiciones para películas chotas y publicidades aún más chotas. A su alrededor pululan sus amigos, cada cual con sus particularidades bien marcadas. Y éste es uno de los puntos fuertes de la serie: a diferencia de otros shows, en los que en los primeros capítulos se ve apenas un borrador de las personalidades de los personajes secundarios, en Master of None los amigos de Dev están perfectamente delineados desde el principio. Esto es tan así que es el espectador quien debe acostumbrarse a estos bichos raros, pero hacia el final de la serie todo encaja perfecto, y sí, uno termina teniéndoles cariño. Esto mismo sucede con el propio Dev, cuyo humor es una rara combinación de inocencia con fucks (literal, porque 4 de las primeras 5 palabras en la serie son "fuck"), pero que de tan honesto que parece puede terminar de convencer hasta al más anti.

Las historias en los 10 capítulos de esta primera temporada giran en torno a cuestiones de la mediana edad, es decir que identifican y hasta conmueven a los que andamos atravesando la década 3. Temas como tener hijos, trabajar, Relaciones serias vs. Libertad, o padres en edad ya avanzada son tratados en cada episodio, siempre con uno específico como eje y varios más de apoyo. No todo es genial acá, y el perfil principalmente humorístico de los primeros capítulos de a poco cede lugar al drama. Afortunadamente para el punto en que la mutación podría ser exagerada, los personajes ya ganaron el suficiente cariño como para querer terminar de conocer la historia. Entre los que acompañan a Dev en estos asuntos están Noël Wells, de breve paso por SNL, como el interés romántico del protagonista; el comediante Eric Wareheim repitiendo su papel en la vida real de amigo de Aziz; y uno de los mayores aciertos del cast, los padres de Ansari: los tipos son tan de madera que nos recuerdan al papá de George Costanza tratando de repetir sus líneas en las escenas eliminadas de Seinfeld.


Afortunadamente –o no, ya veremos– Netflix confirmó una segunda temporada para Master of None. Pero como se estila en esta época de temporadas cortas y esperas largas, recién se estrenaría en el 2017.



VEREDICTO:  8.5 - OTRO BUEN SHOW SOBRE... NADA

Sin ponerse al nivel del clásico del futuro, como un nuevo Seinfeld o un Louie, Master of None cumple con diez muy buenos episodios de esa idea algo cliché de "Te hace reír y pensar". Y si no alcanza con todo lo mencionado, las múltiples nominaciones y apariciones entre "Lo Mejor del Año" tienen que servir de aliciente para que la veas, carajo.


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario