multiplex
la cuarta pared

jueves, 30 de agosto de 2018

Review: PIAZZOLLA, LOS AÑOS DEL TIBURÓN


By on 16:23



"La música es para la gente que piensa. Yo no hago música para gente que viene a divertirse o hacer la digestión."

Quizás haya sido porque me quedé pensando en el magnífico marco en el cual se desarrolló la avant premiere, con el hall central del Village Recoleta presentado debidamente para la ocasión: retratos familiares, partituras, un bandoneón, alfombra roja. Pero fue recién luego de unos minutos de estar sentada en la sala que me di cuenta que estaba ubicada junto a una eminencia del tango: el Sr. Eduardo Walczak, integrante de Sexteto Mayor, ganadores de un Grammy latino al  Mejor Disco de Tango. Así comenzaba una noche rodeada de músicos, bailarines, actores, todos ellos apreciando al gran maestro, al creador del "nuevo tango": el Maestre Piazzolla.

A 26 años de su fallecimiento, Piazzolla, Los Años del Tiburón es el nuevo documental del realizador Daniel Rosenfeld (Al Centro de la Tierra, Cornelia Frente al Espejo, La Quimera de los Héroes) que explora y reconstruye la controvertida y aventurera vida de Astor Piazzolla mediante narraciones de su hijo Daniel y entrevistas de audio que su hija Diana grabó para un libro (siete cassettes en total), las cuales fueron conservadas y salen a la luz recién para esta ocasión. El material inédito incluye valioso registro fotográfico y filmaciones caseras, como la grabación del músico tocando el bandoneón a los 10 años y material de películas Super 8 filmado por el propio Astor en Nueva York, cuando compuso "Adiós Nonino".

El film comienza con un plano del océano y la voz de Astor:
Para tocar el bandoneón, se debe tener la fuerza como para sacar un tiburón del agua.


Será que por eso todas sus composiciones tenían una fuerza que solo él podía interpretar de la mejor manera. Pero... ¿quién fue Piazzolla? Fue el espíritu del bandoneón (¿o el bandoneón fue su espíritu?). Un genio incomprendido, un progresista, un loco apasionado, iracundo, romántico, que vivió a través de su música aún cuando se enamoró tarde de ella.
El gozo se encuentra en escribir música y tocarla.
Por eso nunca le gustó cuando Maestre Troilo le eliminaba notas en sus arreglos. Terco él, amaba su obra y su estilo; era algo nunca antes visto y por tanto cuestionado por sus pares (que hablaban mierdas de él), siendo rechazado durante años por el público local mientras era ovacionado en el exterior. Sin embargo, este ícono argentino con corazón de New Yorker (lo que lo llevó a mezclar el tango con música clásica y jazz) obtuvo su "venganza" tocando en el escenario más importante, el majestuoso Teatro Colón, con lágrimas en los ojos... porque al fin y al cabo, él tocaba en su país. Y bien sabemos que el que ríe último...

Uno de los mayores méritos del film es que nos permite apreciar en primera persona la vida de un genio, su forma de pensar y de ver la realidad, y, por qué no, quedarnos con algo de ello como consejo (aquellos que permanecemos en este mundo sin su presencia deberíamos seguir sus consejos). Rosenfeld nos brinda el retrato íntimo y familiar de un hombre lleno de vitalidad y humor, que se divertía cuando los medios lo tildaban de "criminal" y "asesino" (dicen que no existe la mala publicidad, y Astor lo sabía al declarar "Me hicieron popular"), y que hasta llegó a quemar todas sus partituras en un asado.
No hay que mirar para atrás. Todo lo que hiciste ayer es una mierda, mirá para adelante. 
A través de los diversos testimonios, su hijo Daniel recuerda ese vínculo con profunda nostalgia; él perdió a un padre y nosotros perdimos a un genio, solo para rememorar esa maldita costumbre que tenemos de darnos cuenta lo valioso que es alguien cuando lo perdemos.

Quereme así: PIANTAO, PIANTAO, PIANTO...

Piazzolla, Los Años del Tiburón es un film absolutamente hipnótico, acompañado de sus melodías de manera increíble, creando así una experiencia única e inolvidable. Me resulta inevitable pensar que "Los genios nunca mueren, trascienden en su arte", y él sí que supo trascender: nada se compara con el estilo que creó, un nuevo tango, algo que muchos ningunearon pero que llevó ese estilo al Siglo XX y XXI.

Para cerrar, y casi a modo de yapa, les dejo mi Top 5 de Astor Piazzolla para quienes aún que no lo conocen:




4 - Soledad

5 - Balada para un Loco



VEREDICTO:  10 - LO QUE VENDRÁ

Piazzolla, Los Años del Tiburón es una muestra cinematográfica maravillosa, que estudia aspectos de un genio musical demasiado avanzado para su época y nos transporta a sus más profundas emociones y experiencias. Porque, si algo nos demuestra la vida de Astor y este film, es que nunca es tarde para enamorarse del tango. En sus propias palabras: "Para mí, el tango fue siempre para los oídos más que para los pies".


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario