multiplex
la cuarta pared

domingo, 29 de abril de 2018

Review: PERDIDA





El trío de guionistas, encabezado por Jorge Maestro (de gran trayectoria en teatro y TV, en producciones de estilos dispares y en menor medida en cine) secundado por el director Alejandro Montiel y Mili Roque Pitt, traslada con éxito la historia de la desaparición de Cornelia de las páginas de la novela de Florencia Etcheves a la pantalla grande, combinando acertados diálogos y momentos de acción y misterio, dosificados adecuadamente para dar una sensación de todo que pone frente a los ojos del espectador un relato sin fisuras.

Perdida comienza como una historia simple que da la sensación de no prometer demasiado y, en los primeros momentos, parece que no fuera a llevarnos muy lejos en lo que a profundidad narrativa se refiere. Un poco antes de la mitad de la proyección, habiendo logrado construir una trama interesante y personajes con consistencia y credibilidad suficientes para sostenerla, da el volantazo justo y sorprende con un golpe de timón necesario para que la historia se convierta en lo que fue construyendo paso a paso prácticamente sin que el espectador pueda notarlo: un thriller con tintes de policial que logra mantener el interés durante su duración y, cuando parece estancarse en su profundidad, vuelve a subir para finalizar, me atrevo a decir, de manera prácticamente inmejorable, hasta incorporando pequeñas notas de humor en el vínculo del personaje principal y uno de los secundarios relevantes, lo que alivia la tensión y es sumamente positivo para el cierre.

Muy lejos de la Paola Argento de Casados con Hijos.

En cuanto a las interpretaciones, Luisana Lopilato se ve excelente en su rol, desenvuelta y cómoda, tanto como Oriana Sabatini quien, si bien no tiene mayor participación, en su tiempo en pantalla, cumple con creces. Rafael Spregelburd se siente correcto en el rol del comisario y mentor de Manuela Pelari (Lopilato); dado que ya conocemos sus capacidades actorales (vistas en El Crítico, por ejemplo), ello no sorprende. Nicolás Furtado como Seretti, el policía que juega a ser el "enemigo" interno de Pelari, se ajusta a lo que se le pide y no defrauda. Por su parte, Amaia Salamanca tiene un desempeño acorde y bastante digno. Mención especial  también para el desarrollo de las secuencias de acción, todas trabajadas de manera aceptable y desarrolladas con excelente dinamismo.

Noté que una escena tiene una falla notoria que puede ser de interpretación, dirección, o ambas, en la que su personaje maneja los tiempos con demasiada obviedad y queda muy expuesto; una situación similar se repite con el personaje de Lopilato buscando a su gato en medio de la calle por incontables minutos, prácticamente esperando que las acciones se sucedan al grito de "¡Acción!". Creo que estas dos situaciones son los únicos elementos reprochables, si vale la palabra.

La española Amia Salamanca.

En suma, considerar a Perdida a la hora de elegir en una cartelera que, aunque  numerosa no siempre abunda en calidad, es claramente un acierto.



VEREDICTO:  8 - UN POLICIAL QUE SE DEJA VER

Entré con dudas a la sala y tuve ganas de irme en los primeros 15 minutos. Pero me quedé interesado por el avance del relato y la necesidad de conocer el desenlace.


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario