multiplex
la cuarta pared

sábado, 8 de julio de 2017

Review: SPIDER-MAN: DE REGRESO A CASA


By on 14:50







No podrían haber elegido mejor el título de la película (mojada de oreja a Sony Pictures incluida). Finalmente estamos frente al Spider-Man perfecto: adolescente, nerd sin ser un perdedor (a lo Toby Maguire) y sin ser un banana que anda en skate por el hall del colegio (a lo Andrew Garfield). Tom Holland es la combinación justa. Y si de combinación hablamos, esta vez también tenemos una unión armónica de Peter Parker, Spider-Man, sus personajes secundarios y el universo de Marvel.

Sí, al fin lo que leíamos en los cómics, lo vamos a ver en la pantalla grande.

Todos los elementos clásicos de una buena historia de Spidey están en estas dos horas y pico de duración. Y estamos hablando de una historia en la que el villano principal es El Buitre (o The Vulture, si lo prefieren en inglés). Nadie hubiese imaginado que iban a lograr convertir a este villano de segunda (dicho miles de veces por el mismísimo Spidey) en uno de los mejores oponentes del MCU.

Beetlejuice, Batman, Birdman... *guiño guiño*.
A partir de ahora, lo vamos a llamar Michael Beaton.

Peter y su alterego tienen el mismo protagonismo a lo largo del relato. No tenemos más Peter que Spidey, ni viceversa. No te quedás con ganas de nada. De hecho, a la película no le falta nada ni le sobra nada. Ni siquiera le sobra la presencia de Robert Downey Jr. como Tony Stark, de quien muchos se quejaban que aparecía demasiado en los avances y le quitaba protagonismo al héroe. Pero no es así. Está lo que tiene que estar, y queda perfectamente encadenado a los sucesos de Captain America: Civil War. Acéptenlo, esto es el Universo Marvel. No es un solo superhéroe; es un universo. Gracias, Kevin Feige.

Hasta el leitmotiv de la película está unido al Universo Marvel. Se parece al de Avengers, pero no. O tiene ciertas notas del mismo. No sé, no soy músico, ¿para qué me preguntan? No solo tiene notas, sino que salís silbándola también.

¿De qué va la historia? Peter lidiando con su vida de adolescente luego de los sucesos de Civil War y cómo le resulta imposible convivir con ambas facetas (siempre sale ganando el héroe por sobre el adolescente), de modo tal que su vida personal es un desastre. Todo "bien Spider-Man".


Luego de la batalla de New York en la primera Avengers, todas los desechos alienígenas le son retirados a Adrian Toomes (Michael Beaton) por el gobierno y Stark, a pesar de que Toomes tenía contrato y todo para hacerse de ellos. Esto hace que de allí en más (mediante tecnología Chitauri robada por él mismo) se dedique al crimen. Y es aquí donde el amistoso Hombre Araña entra en escena y sus vidas se entrelazan.

Como no me gustan los spoilers ni contarte toda la trama, quiero que sepas, vos gurrumín, que la película tiene varios giros inesperados que conducen a una escena increíble; quizás la mejor de toda la película. Y no me refiero a una escena de acción, sino de personaje. Escena que nos remite a la Spider-Man de Sam Raimi y que... no voy a dar más datos. Pero deberían reconocer la situación. Y si no lo hacen, mal ahí. Se lo voy a contar a Michael Beaton.

Se nota que esta es la primera película y que hay planes para continuar y desarrollar el mundo de Peter. Es una película de origen sin serlo, y lo lograron de una forma magistral. Presentándonos a un Spider-Man novato (que hasta por momentos tiene vértigo) pero sin contarnos todo desde el principio. No presenciamos la muerte del Tío Ben (gracias, no quiero verlo morir tantas veces como a los padres de Bruce Wayne), y hay cameos y una gran cantidad de personajes secundarios que construyen la vida del joven superhéroe. La sonrisa que se me formó cuando mencionaron el nombre real de un villano clásico de Spidey no tiene nombre, pero nada de spoilers, ¡sssh!

Finalmente, si hay algo que criticarle a la película, en algún punto es la elección "poco clásica" de ciertos personajes. Por un lado, funcionan de maravilla, el casting es muy bueno. Pero ver a Ned Leeds japonés y a Flash Thompson guatemalteco no nos hace mucha gracia. No obstante, al final del día, cuando ves el resultado, no importa. Porque funciona perfectamente y se crearon muy buenos personajes. Y tampoco este es el Universo 616 (Tierra de continuidad de los cómics de Marvel), es otro universo como puede ser el de La Era de Apocalipsis o el de The Ultimates. A veces nos olvidamos de eso, y criticamos por demás. Mientras el concepto original se mantenga y no pierda la línea, creo que deberíamos olvidar la raza de los protagonistas, aún cuando a veces la raza o el color de pelo sea algo icónico del personaje. Vivimos en otra época y hay que adaptarse.


Pero no mucho, tampoco nos bajemos los lienzos.

Ah y la escena post-post-créditos, de las mejores. Me sigo riendo.



VEREDICTO:  8.5 - ¡QUEREMOS A LOS SINISTER SIX!

Hace tres películas que no veíamos a Spider-Man de verdad. El bajón de la tercera de Raimi quedó en el recuerdo, y la espantosa versión de Andrew Garfield aún intento borrarla de mi mente. Pero gracias a Marvel Studios, Spider-Man ya está en casa nuevamente. Y esto recién comienza.


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario