multiplex
la cuarta pared

viernes, 25 de noviembre de 2016

#MDQFEST: Los Ganadores


By on 9:37




"¿Qué es y qué legitima al reconocimiento?" bien podría ser una de las preguntas que se esconde detrás de este trabajo de Néstor Frenkel. El director parte de un fragmento de su obra Amateur, donde el protagonista, Jorge Mario, que además de ser un reconocido "superochista" es un coleccionista "de muchas cosas", guarda entre sus tesoros diferentes premios, lo que dispara la inquietud sobre qué son esos premios, quién los otorga, quién les da valor.

Comienza así un recorrido a través de diferentes ceremonias de premiación a la TV y la radio a lo largo de todo el país. No son premios conocidos como el Martín Fierro: son El Galeno de Plata, el Faro de Oro VIP, reconocimientos completamente desconocidos para quien no transita ese mundillo. Los realizadores de esos pequeños programas son en su mayoría quienes deciden premiar a sus pares. Para ser ternado hay que anotarse en las categorías, y el hecho de participar te adjudica automáticamente al menos un premio

El director, para ilustrar un mundo de ceremonias producidas en serie, pone el foco en los Premios Estampas de Buenos Aires, organizados por una pareja artística entrerriana, que baila tango y conduce un programa radial temático, mostrando los entretelones de la entrega: desde la toma de datos para reclutar nuevos participantes en otras ceremonias, la confección de las estatuillas, el armado de la ceremonia en una sociedad de fomento y la premiación en sí, plagada de contratiempos como premios traspapelados, falta de gaseosas y venta anticipada del DVD del evento. Hilando fino podemos llegar incluso a esbozar una reflexión relacionada a los pensamientos sobre el valor de un original en el arte: si todos los premios son iguales, con ceremonias tan estándares como cualquier producto masivo, ¿qué es lo que le otorga valor a la estatuilla aleatoria que llega a tus manos? Ninguna es diferente a la otra ni especial: no hay originales.


Si bien se nota que el director elige acompañar a los personajes y no exponerlos al ridículo, la intención puede malinterpretarse si uno no tiene el sentido del humor lo suficientemente desarrollado. Si googlean, verán mucha gente considerando el documental como una burla; la cual es inexistente, ya que no cuenta absolutamente nada con saña o mala intención (que los personajes elegidos se pasen de extravagantes es otra cosa).

Los Ganadores toma un caso en particular para mostrar un mundo entero: no caben dudas que en absolutamente todas las entregas pasa lo mismo. El modus operandi de este grupo de gente me recordó a los círculos cerrados de dinero: todos los meses doce personas ponen 100 pesos y un mes al año cada una se lleva el pozo mensual de 1200, aunque en este caso todos ponen (la cena, el lugar, es todo a la canasta) y todos se llevan. Los participantes (uno más desopilante que el otro) parecen olvidarse que está todo armado y lo viven como un evento legítimo. Lo que importa no es competir, porque no compiten. Lo importante es ganar, y todos ganan.


Esto abre mil reflexiones filosóficas detrás de nuestra pregunta inicial: ¿qué es ganar? ¿Ganarle a quién? ¿Para qué sirve el premio? Pero no, nadie se hace preguntas sobre la validez del reconocimiento: se sonríe, se agradece y se disfruta. Es el espectador quien tiene la tarea de evaluar si los premios no valen nada o si la inocencia de "jugar a ganar" es un triunfo en sí mismo.

seguí atento a La Cuarta Pared)


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario