multiplex
la cuarta pared

lunes, 6 de julio de 2015

¡Llegó el día! Comenzó DRAGON BALL SUPER en la TV japonesa


By on 12:17



Los libros de historia dirán que, un Domingo 5 de Julio del 2015, y luego de 18 años de ausencia, la creación de Akira Toriyama volvió a la pantalla chica.

En este primer episodio, titulado "La recompensa de la paz. ¿Quién obtiene un millón de zeni?",  más que nada vemos en qué andan cada uno de los personajes principales, poniéndonos al día con la gran mayoría de ellos.

A continuación... ¡SPOILERS!, tanto de este primer episodio como de los dos últimos films.

Todo comienza con un breve repaso de la batalla de Goku contra Majin Boo, haciendo hincapié en que -gracias a las esferas del dragón- todos los habitantes de la Tierra se olvidaron del regordete villano rosa.

Para empezar, nos encontramos a Goku haciendo vida de familia, arando un campo. Tiene bufandita blanca y todo, ¡re top! Nuestro saiyajin favorito no cambia nunca: despistado como siempre (no sabe ni qué día es), se atraganta devorando el almuerzo, y sólo le interesa entrenar para volverse más y más fuerte, "por si pasa algo similar" a la llegada de Majin Boo. Goku deseaba ir a entrenar con Kaio-sama, pero su jermu, Chichi, no le dió permiso (¡pollerudo!), así que éste le prometió que trabajaría por lo menos 6 meses para juntar dinero para la casa. Como bien sabemos, a Goku no le interesa en lo más mínimo laburar; el tipo sólo quiere pelear y cagarse a piñas con gente más fuerte.


A continuación vemos a (Lord) Bills, el Dios de la destrucción que debutó en Dragon Ball: La batalla de los Dioses. El gatito violeta anda dando vueltas por la galaxia junto a Wiss (¿su mentor/maestro?), comiendo banquetes y destruyendo planetas en cuanto algo no le cabe.


Mr. Satan -que cada vez está más parecido a Ricardo Fort- sigue siendo el chamuyero #1, ahora recibiendo un premio por haber salvado a la Tierra (ponéle) una vez más. Majin Boo (la versión "gordo bueno") está conviviendo con él, haciéndole escenitas en plena conferencia de prensa porque tiene hambre; por suerte, ninguno de los reporteros presentes reconoce a Boo (¿vieron que esa aclaración antes de comenzar el episodio iba a resultar útil?). Esta convivencia, a lo Extraña Pareja, puede resultar muy graciosa si la hacen bien (Satan claramente es la minita de la relación).


Luego vemos a Son Gohan (que sigue con ese look nerd/hipster que tanto detesto), recientemente casado y conviviendo con Videl, quien (siendo la hija de Mr. Satan, que es recontra millonario) es la que lo mantiene y le hace regalos, para que él pueda concentrarse en estudiar y "ser un buen profesional". O sea, Gohan está más pollerudo que nunca; por lo menos, ya sabemos a quién salió...


El hijo menor de Goku, Son Goten, le pide ayuda a Trunks para conseguirle un regalo de bodas a Videl. Esta es la secuencia más "de aventuras", con los dos peques metiéndose en líos (que terminan resolviendo a las trompadas), pero se extiende demasiado; sí, ya entendimos que, a pesar del inmenso poder de combate que ambos llevan en la sangre, siguen teniendo la inocencia y la ingenuidad de cualquier niño. Pero... ¿no lo podían contar en menos tiempo?


Al final, Satan acude a Goku para ofrecerle el premio de 1 millón de zenis que ganó por "haber salvado" el planeta. Satan será un careta frente a la prensa, pero frente a sus pares/amigos/familia se muestra más humilde y sabe perfectamente que el verdadero merecedor de dicho dinero es Goku. Éste al comienzo se resiste (¡no sabe ni cuánto es exactamente 1 millón!), pero Goten logra convencerlo de aceptarlos al decirle que, de llevar semejante suma de dinero al hogar, no le hará falta trabajar, y de esta manera Chichi le dará el visto bueno para ir a entrenar con Kaio-sama. Dicho y hecho: su esposa lo deja partir, demostrando que "billetera mata saiyajin".

Para cerrar, el Supremo Kaio-sama siente que "otro planeta ha desaparecido", presintiendo una amenaza inminente de Bills...

En cuanto al resto del grupo, apenas aparece Piccolo (ni habla), y hay una brevísima participación (algo forzada) del Maestro Roshi. Por su parte, Vegeta y Bulma recién debutarán en el próximo episodio, donde seremos testigos de... sus vacaciones familiares en un parque temático (!).

¡Hay equipo!

Respecto a la calidad de la animación, es correcta y punto, sin grandes lujos. Por supuesto, en este primer capítulo no hay ninguna pelea, así que tampoco contamos con alguna escena exigente que se pueda llegar a destacar sobre el resto. Aunque sobre el final, en los últimos minutos, notamos rostros menos detallados en sus trazos. Afortunadamente, el diseño de los personajes se asemeja más al de las dos últimas pelis que al de Dragon Ball GT.

Por momentos, parece que algunas de las escenas vistas acá fueran escenas eliminadas de La Batalla de los Dioses. Suponemos que los 3 proyectos (ambos films y la serie) fueron desarrollados máaaas o menos en paralelo, o por lo menos con conocimientos de la existencia de uno y otro, así que no debería haber huecos o sobresaltos entre ellos respecto a la trama general. Con énfasis en el "no debería".

Como habrán notado por la descripción de la trama, Dragon Ball Super arranca antes que La Batalla de los Dioses. Si recuerdan cómo empezaba la peli, tenía cierta sensación de in media res, de que la historia ya había comenzado en otro lugar, con Goku ya entrenando en el planeta de Kaio. Bueno, precisamente acá conocemos los momentos previos a su arribo allí. Es por eso que muchos asumen que la serie comenzará relatando los días previos a dicho film (de hecho, fue así), para luego -con el correr de los episodios- ir narrando las consecuencias del combate entre Goku y Bills. ¿Conoceremos entonces a alguno de los otros Dioses de la destrucción? ¿Sabremos exactamente qué es Wiss y cuál es su función, además de tenerlo cortito a Bills? ¿Acaso es otro Dios, de otro tipo?

Poster oficial. Noten a Bills y su contrapartido obeso...

Ya que estamos con el tema de las deidades... sabemos oficialmente que ese "Bills gordo" que vemos en el poster de arriba se llama Champa, y de alguna manera es una versión opuesta a Bills (vestimenta idéntica pero de color rojo en lugar de azul, aro en la oreja derecha en lugar de la izquierda). Junto a Champa aparece también la versión opuesta de Wiss, una mujer de la cual aún no sabemos su nombre.

En este breve avance del segundo episodio, vemos un poco más a estos nuevos personajes:


Entonces, en definitiva... ¿qué sensación nos dejó este arranque?

En principio, no podemos evitar pensar que, por lo menos durante las primeras emisiones, Dragon Ball Super intentará contextualizar un poco mejor los dos últimos films, para que queden mejor ubicados en la cronología oficial. Históricamente, las pelis de Dragon Ball (tanto en cine como en los viejos OVA's), siempre fueron bastante jodidas de ubicar cronológicamente sin que dicha ubicación se sienta forzada o tirada de los pelos, llegando en muchos casos a discutirse seriamente si pertenecían al canon oficial o no. Pero, y a diferencia de otros casos previos, esta nueva serie es la primera participación de Toriyama aportando ideas después de varios años, lo que nos asegura que será canónica en sus acontecimientos.

El tono general de la serie continúa lo que vimos en las dos recientes películas en cine: una mezcla de combates con toques de comedia (a veces bastante efectivos), distanciándose un poco de la atmósfera aventurera que tuvo Dragon Ball GT en sus comienzos (que, a su vez, rememoraba la primera época de Dragon Ball).  El problema con Dragon Ball es cuando se vuelca demasiado hacia un lado, ya sea combates o comedia. Si logra mantener un buen equilibrio (como supo hacer en su momento), la cosa debería marchar lo más bien.

Otro hecho que ya es demasiado evidente: tanto Bills como Wiss son los dos personajes clave en este resurgimiento del animé: constituyen la primera dupla de Dios de la destrucción & Mentor que conocemos de, según sus propias palabras, un total de 12, cada uno correspondiente a un universo distinto. Si vamos de vuelta al historial, y tenemos en cuenta a YamchaTen Shin HanPiccoloVegeta, la Androide 18Majin Boo... tranquilamente podemos pronosticar que Bills y Wiss serán los nuevos "rivales que se terminan haciendo aliados" de Goku y cía. Joder, ¡si hasta Wiss ya está entrenando a Goku y Vegeta!

Además de la presunción de que conoceremos uno por uno a estos 12 Dioses de la destrucción (hay una imagen dando vueltas por ahí que los reuniría), también se rumorea que nuestros protagonistas viajarán a dichos universos en busca de unas "súper esferas del dragón", que en este caso serían 9. ¿Por qué, para qué? Ni idea.

Respecto a un eventual estreno oficial por estas latitudes, primero se dijo que la productora nipona Toei Animation habría firmado con Fox para distribuir la serie en toda Latinoamérica (como sucedió con La Resurrección de Freezer), pero aún sin fecha de estreno confirmada. Pero luego enseguida ambas partes salieron a declarar que, finalmente, no se llegó a un acuerdo. ¡Que bajóooon! Habrá que seguir esperando. Lo que sí está confirmado, es que, de finalmente estrenarse en esta región, la serie contará con las "viejas" voces del doblaje latino que todos conocemos.


Viajen a donde viajen, peleen contra quien peleen, lo importante acá es que... ¡volvió Dragon Ball! ¿No los pone felices eso?


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario