multiplex
la cuarta pared

miércoles, 2 de marzo de 2022

Review: THE BATMAN


By on 20:25


A diferencia de lo que suelen ser mis reviews, esta vez no voy a arrancar contando ninguna aburrida anécdota personal que me acerca de alguna manera a la película en cuestión. Es Batman, no lo necesita. Podemos ir directo al grano.

Luego de ser postergada casi un año (su estreno estaba originalmente pautado para el 25 de junio de 2021, pero bueno... pasaron cosas), The Batman finalmente llega a los cines. Escrita y dirigida por Matt Reeves (Dawn of / War for the Planet of the ApesCloverfield), y a 10 años de The Dark Knight Rises, la película es un nuevo reboot del Caballero Oscuro en la pantalla grande... si bien es cierto que dentro de unos meses volveremos a ver a Ben Affleck ¡y! a Michael Keaton en The Flash. Pero no profundicemos en los constantes desbarajustes del DC Expanded Universe, porque no vamos a salir más de ese pantano (y porque, sinceramente, también sería algo injusto hasta no conocer con precisión los planes del estudio para su multiverso). Los espectadores más casuales sólo deben saber que se trata de un Batman nuevo.

O quizás debería haber dicho "nuevo", así entrecomillado. Porque, a diferencia de lo que estábamos acostumbrados con el personaje en sus distintas versiones, en esta ocasión no vamos a ver el origen del héroe. Como bien mencioné al comienzo, ¡es Batman! ¿Cuántas veces necesitamos ver la escena del asesinato de Thomas y Martha Wayne en el callejón a la salida del cine, con [bostezo] el collar de perlas cayendo al piso y el pequeño Bruce arrodillado junto al cadáver de sus padres? Batman es uno de esos pocos personajes (junto a Superman y ahora Spider-Man, diría yo) que puede darse el lujo de no repasar por enésima vez su origen, ya visto por todos en numerosas ocasiones y en numerosos formatos.

En la piel de Robert Pattinson (más adelante me referiré a él), este Batman ya tiene un tiempo en la calles, está transitando lo que sería el segundo año de su "carrera". Sí, aún está algo verde en algunas cosas y comete algunos errores, pero está lejos de ser un novato. Tiene una relación "de trabajo" ya entablada con el detective James Gordon (interpretado por Jeffrey Wright), con cierto grado de confianza mutua. Todo esto no solo le brinda a la historia cierta sensación de comenzar in media res, sino que además le quita esa monótona carga típica de los reboots de tener que arrancar toooodo desde el principio. De vuelta.

¿Qué le dijo el murciélago a la gata?

Y hablando del principio... ya desde la primera escena, Matt Reeves nos muestra que esta versión del Murciélago va a ser muy distinta de las anteriores (en especial a la más reciente y comiquera, bajo la dirección del divisivo Zack Snyder). Los dos primeros actos del film se sienten como una mezcla de Batman con una película de David Fincher, como Se7en (Pecados Capitales) y/ó Zodiac. Desde que comenzó a hablar de la trama, Reeves siempre dijo que quería hacer algo que hasta ahora no habían hecho las otras versiones live-action del personaje: resaltar el aspecto de "Mejor Detective del Mundo", como pregonan los cómics hace décadas. Y realmente el director lo logra con creces. Durante una buena parte de su duración, la película se siente como un clásico thriller policial /crime noir con dos detectives en busca de un psicópata. Sólo que uno de los detectives está disfrazado de rata alada y el psicópata deja adivinanzas en la escena del crimen. Pero no tengan dudas que esa atmósfera de policial turbio se percibe a lo largo de todo el relato (dentro de los límites de una clasificación PG-13, claro). Incluso por momentos, en especial en el primer acto, con la utilización de las sombras profundas y el miedo que tienen los criminales a la amenaza de un justiciero disfrazado esperándolos, sumado a una soberbia banda sonora compuesta por Michael Giacchino, hay ciertas pinceladas del género de horror. La primera vez que aparece en escena el Batimóvil es soberbia: es presentado casi como un monstruo acechando a su presa. Y en otro momento casi que se codea con Saw.

La trama, si bien no adapta ninguna saga o novela gráfica en particular, sí tiene algunas claras influencias provenientes del medio gráfico. Las dos primeras son (la ya esperable y conocida) Batman: Year One y algo de Batman: The Long Halloween. Pero hay otras dos historias, mucho más recientes en su fecha de publicación, de las cuales Matt Reeves toma alguna que otra idea bien clara. Por supuesto que no voy a mencionar a cuáles me refiero, para no spoilear a nadie; de hacerlo, los asiduos lectores de cómics podrían deducir algunos puntos de la trama en el tercer acto. Me atrevería incluso a decir que el último tráiler oficial mostró un poquito demasiado.

Tengan fe en Robert: es muchísimo mejor de lo que varios auguraban.

Ahora sí, pasemos a las interpretaciones, quizás el punto de mayor debate en torno al film desde el anuncio de Robert Pattinson en el rol protagónico. Afortunadamente estoy lejísimo de ser el primero en decir que seguir juzgando a Pattinson por su Edward Cullen de Crepúsculo es una estupidez monumental, así que no voy a malgastar caracteres en tan ridículo debate. Su personificación de Bruce Wayne es acertadísima para el tono del film: introvertido pero no tímido, recluido, amargado, por momentos dejándose dominar por la ira contenida. Como mencioné antes, Batman se encuentra en su segundo año bajo la capucha, pero no por ello está 100% seguro de cada acción que toma. De hecho, en algunos momentos de introspectivos monólogos (cual recuadro de cómic), pone en duda si realmente está logrando un cambio en las calles o si solo está remando en un mar de dulce de leche. O peor aún, si no está realmente contribuyendo al problema. Si es "el mejor Batman" o "el peor Batman" hasta la fecha, me parece que es un debate para más adelante, en frío. Aunque sé que jamás podría ser peor que George Clooney...

El resto del elenco que lo rodea es sencillamente excelente. Confieso que, apenas fue anunciada para el papel de Selina Kyle, tuve ciertas dudas sobre la participación de Zoë Kravitz. Sí, me gustan varias de las cosas que hizo (soy fan absoluto de Big Little Lies, por ejemplo), pero... no sé, había algo que no me cerraba del todo. Y lo que me cerró fue -no sean mal pensados- justamente la boca. Su Selina siempre se muestra firme, segura, valiéndose por sí misma, beboteando hasta cuando no pretende hacerlo. Y la química que tienen con Pattinson es fabulosa. Esta es una Selina fiel a los cómics, que no necesita esperar a nadie y que nunca deja de ir al frente. Siguiendo por el lado de los aliados, Jeffrey Wright encarna a un James Gordon que se ve sobrepasado por la situación, lo que lo anima a buscar en Batman un socio incorruptible, alguien en quien confiar aunque sus superiores le digan todo lo contrario. No supera a Gary Oldman (mi Gordon favorito hasta la fecha), pero la chapa de policía le sienta a la perfección, y hasta logra sacarnos las únicas dos o tres risitas del film gracias a un par de acertados comentarios.

Kravitz por momentos luce idéntica a la Selina de Year One.

Ni hablar de los villanos. Paul Dano demostró ser una elección soberbia para esta perturbadora versión de The Riddler, muchísimo más cercana al Joker de Heath Ledger que a la teatralidad de Jim Carrey en Batman Forever o de Frank Gorshin en la serie televisiva de los '60 (ambas mucho más fieles a la personalidad original de los cómics, vale mencionar). Por si no se notó con la máscara y los métodos que utiliza, este Riddler es casi un Asesino del Zodíaco. Será totalmente opuesto a lo que el público casual conoce del villano, pero Reeves y Dano logran convertirlo en alguien en verdad aterrador.

No me alcanzan los adjetivos para describirles lo irreconocible que está Colin Farrell como Oswald Cobblepot / Pingüino. Si el material de prensa no nos indicara que se trata del actor irlandés, jamás adivinaríamos su identidad, ya que su interpretación como uno de los principales mafiosos de Gotham no exhibe ni un ápice de Farrell: ni sus rasgos, ni su acento, ni nada. John Turturro es tan acertado como Carmine Falcone, el otro gran mafioso de la ciudad, que resulta casi gracioso que a nadie se le haya ocurrido antes.

Quizás el punto más flojo del elenco sea Andy Serkis como Alfred. Su caracterización es más que correcta, con ciertos indicios a un pasado (otra vez) distinto al que solemos ver del personaje. Pero lamentablemente no pasa tanto tiempo en pantalla con Bruce, dejando algo vacío o sin explorar en profundidad el lazo entre tutor y tutelado. Los momentos que tiene son aprovechados por Serkis, pero lo cierto es que se queda algo corta esa relación. ¡Tarea para la secuela, Sr. Reeves!

Como toda buena película de Batman, cuenta con un villano memorable.

Toda buena historia de Batman presenta a su Gotham City como un personaje fundamental más. En esta ocasión, la ciudad está a mitad de camino entre los diseños góticos suburbanos de Tim Burton y la cuasi-Chicago de la trilogía de Christopher Nolan. Es una urbe lúgubre, asfixiante, sucia, donde cada callejón es sinónimo de un destino incierto para algún descuidado transeúnte, y con tan sólo unos pocos puntos de la ciudad visiblemente "pasables". Todo ello se destaca gracias a otro brillante trabajo del Director de Fotografía Greig Fraser (el mismo de Dune y Rogue One: A Star Wars Story), quien logra resaltar aún más las sombras y pintar la ciudad de tonos rojos, azules y cada tanto algún naranja al amanecer, que le aportan otra pizca de identidad propia lejos del cocoliche de Joel Schumacher.

En definitiva, The Batman cumple con todas las expectativas. Y conste que eran muchísimas. Matt Reeves nos trae una propuesta fresca y renovadora, a pesar de estar 100% arraigada en la longeva historia del personaje. Por primera vez vemos en versión live-action a un Caballero Oscuro que recurre a su intelecto y a su capacidad deductiva antes que a la tecnología y a esos "maravillosos juguetes" que envidiaba el Joker de Jack Nicholson. Dejen cualquier prejuicio por Robert Pattinson de lado y dispóngase a ver a un Batman que definitivamente llegó para quedarse.

Por lo menos hasta el próximo reboot, claro.



VEREDICTO:  9 - LARGA VIDA AL MURCIÉLAGO

A 10 años de la última película de Batman en solitario, Matt Reeves hace casi lo impensado al tomar un icónico personaje con 80 años de historia y mostrarnos por primera vez una faceta que hasta ahora jamás habíamos visto representada en la pantalla grande: la de detective.
Mezcla de película de superhéroes con un thriller policial de David Fincher, The Batman secuestra tu atención y te atrapa desdel primer minuto. Visualmente impactante gracias a su exquisita fotografía, y con actuaciones sobresalientes que le dan nueva vida a personajes ya conocidos (en especial los villanos de Paul Dano y Colin Farrell), el film logra rebootear la franquicia por enésima vez con un éxito abrumador, dejando la puerta abierta para una fascinante y muy distinta versión de Gotham City.


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario