multiplex
la cuarta pared

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Review: DARK


By on 14:08
















Se termina el 2017, tal vez el año donde finalmente las series para TV le ganaron la batalla al cine. Historias como Stranger Things, Game of Thrones, Westworld, Twin Peaks o hasta Master of None generan tanto fanatismo y expectativa como cualquier película de Marvel Studios. Y justo en diciembre, cuando pensábamos que ya habíamos visto todo, Netflix da el batacazo con una nueva apuesta: Dark, una obra tan oscura como atrapante.

Todo comienza con una cita de Albert Einstein, la cuál va a establecer la regla madre en la cual se basa esta historia:
La distinción entre pasado, presente y futuro es solo una ilusión obstinadamente persistente.
Luego una voz en off nos dirá que todo esta conectado, seguido por el suicidio de un misterioso personaje y una carta que no debe ser abierta hasta dentro de cinco meses. Así se nos presenta la primera pieza del complejo, misterioso y adictivo rompecabezas que es Dark.

Corre el año 2019 en Wilden, un pequeño pueblo alemán, rodeado de bosques y con una planta de energía nuclear próxima a cerrarse. La vida de sus habitantes está convulsionada por la misteriosa desaparición de un joven estudiante de Secundaria. Pero será la desaparición de otro niño la que pondrá en alerta a todo el pueblo. ¿Hay alguien que los está raptando? ¿Dónde están? ¿Cómo fueron secuestrados?

Jonas (Louis Hofmann) no se saca su parka amarilla en toda la serie.
Él y sus amigos intentarán sobrevivir al sofocante pueblo de Wilden.

Los primeros episodios son realmente conmovedores e intrigrantes. El espectador (y sus protagonistas) sienten que hay algo más. Que no es sólo otra historia de crímenes. Recién hacia el final del segundo capítulo (uno de los mejores que haya visto en cualquier serie) es cuando hace acto de presencia el tema sobrenatural.

La nueva serie de Netflix marca un punto de inflexión en su corta historia, siendo la primera producción íntegramente alemana. Los responsables de esta criatura son el matrimonio compuesto por  Baran bo Odar y Jantje Friese (responsables de Who I Am, película que cosechó muchísimos premios en diversos festivales europeos en 2016). Odar cuenta como empezó este proyecto:
Está basado en una historia que queríamos crear desde hace bastante tiempo, pero en realidad era más una serie de crímenes al principio. Cuando lo volvimos a leer, sentimos que faltaba algo, y mientras investigábamos sobre los asesinos en serie, nos aburrimos de la historia. Así que le agregamos otra pizca de sabor, que es ese giro sobrenatural, y de repente fue interesante para nosotros y a Netflix le encantó, así que nos dejaron hacerlo 
Con un total de 10 episodios de una hora de duración cada uno, Dark sigue la historia de cuatro familias desesperadas tratando de entender qué es lo que está ocurriendo. Pero cómo destaqué antes, nada es tan simple y para poder completar el rompecabezas es necesario conocer sus historias a través de tres décadas diferentes (en los años 2019, 1986 y 1953). Tanto lo que le pasa a los niños desaparecidos como a sus familiares es realmente terrible.

Algo muy, muy malo está pasando. Pero la pregunta no es cómo, ni dónde, sino ¿cuándo?

Pueblo pequeño, niños que desaparecen, "algo sobrenatural" dando vueltas… Tal vez para muchos existan similitudes con la nostalgia que imprime Stranger Things. Pero sus creadores definen mucho mejor cómo se siente esta serie:
Diría que tenemos más David Lynch, y el ambiente David Fincher. A diferencia del estilo Amblin (haciendo referencia a las películas de Steven Spielberg), donde todo está bien y es dulce. ¡Somos el hermano oscuro europeo de Stranger Things!
Dark no sólo tiene dicha oscuridad en su trama, sino también en su diseño de producción. Con una fotografía soberbia bajo la dirección de Nikolaus Summerer, los elementos que aparecen (el bosque, la planta nuclear, las cuevas) cobran relevancia y se convierten en un personaje más (y no cualquiera, hablamos a nivel de protagonistas). Ni hablar de la banda sonora compuesta por Ben Frost, que te pone los pelos de punta y resulta inquietante cada vez que comienza a sonar. Sin lugar a dudas, Dark te hace sentir algo. Juega todo el tiempo con las sensaciones. 

El detective Ulrich (Oliver Masucci, quién interpretó a Hitler en Ha Vuelto) intentará resolver un caso que parece imposible.

El cast es una locura. Hay que darles un Emmy a los encargados del casting de todos los personajes. Es muy difícil explicarlo sin spoilear nada, pero créanme que es glorioso.

Finalmente, la edición logra equilibrar la información y hace comprensible lo que es realmente complejo. Sobre todo hacia el final de la historia, donde descubrimos ese "algo más" que anda dando vueltas desde el primer capítulo.

Dark es un enorme acierto de Netflix, que volvió a jugársela una vez más con un producto que, a priori, es conocido. Pero resulta ser la serie más original que tiene en su enorme catálogo. Dénse el lujo de poder seguir esta serie, sin lugar a dudas lo mejor del año. Ah, ¡y presten atención a los nombres de los personajes! Como no estamos acostumbrados al idioma alemán, hay varias revelaciones que pueden pasar desapercibidas si no estamos atentos...




VEREDICTO:  10 - ¡DANKE, NETFLIX!

Gracias, gracias, gracias. Dark es un rompecabezas que te atrapa desde el primer minuto, resultando imposible no sentirse afectado por el ambiente sombrío y el drama que sufren las familias de Wilden. Una vez más, Netflix sale ganando con este tipo de apuestas, arriesgada pero con un resultado soberbio. Llena de revelaciones y giros en la trama, para quien escribe, Dark es LA serie del año. No se la pierdan.


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario