multiplex
la cuarta pared

viernes, 10 de abril de 2015

En plena madrugada... ¡arrancó DAREDEVIL!


By on 08:35




Olvídense de la película de 2003, protagonizada por Ben Affleck y Jennifer Garner. Esta versión televisiva del superhéroe ciego no sólo está lejos de aquella frustrante versión, sino que también se destaca dentro del Universo Cinemático de Marvel.

Ya desde el inicio, en la primera escena nomás, vemos el accidente que lo deja ciego al pequeño Matt Murdock. Es más, ni siquiera vemos el accidente. Simplemente las consecuencias: desechos tóxicos derramados, el pibe pierde la vista, ¡pum!, ya está, ya entendimos (porque si hay algo que nos enseñaron los comics es que "todo lo radioactivo te da poderes"), listo, a otra cosa.

Pasamos a un Matt adulto, en el confesionario. Como corresponde, reflejando de entrada el perfil religioso del personaje y la importancia del catolicismo en su construcción (lo de "devil" en el nombre y la imagen de un diablito rojo no es porque sí). Allí Matt le pide perdón al Padre no por lo que hizo, sino por lo que está por hacer.

Y lo que está por hacer es salvar a un grupo de muchachas que están siendo secuestradas, trata de blancas. ¿En dónde? En el muelle, claro. Entre los containers. Toda escena de debut de un superhéroe se desarrolla entre containers, ¿no lo sabían? Pero Matt... y no, no lo llamo Daredevil porque aún está lejos de tener nombre propio (joder, ni siquiera tiene traje, simplemente está vestido de negro con un trapo que le tapa la cara, como un ninja)... no es ningún Hombre Murciélago iniciándose. Acá no queda ningún maloso colgando de una soga cabeza abajo, o encintado a un reflector. Nah, acá se rompen rodillas y muelen rostros a golpes.

Y ahí es precisamente donde comienza a evidenciarse que... sí, la serie está claramente inmersa en todo el universo diegético creado por Marvel en la pantalla grande, con "El incidente" (la invasión alienígena vista en la primera Avengers) provocando una crisis de bienes raíces que varios sectores turbios intentan sacarle provecho en el barrio neoyorquino de Hell's Kitchen... pero a diferencia de las Iron Man, las Thor, las Capitán América... Daredevil va a ser bastante más oscura, en todo sentido. En las dos escenas de pelea que tiene este primer episodio, la ya mencionada en el puerto y otra sobre el final, sentís los golpes, ves la sangre, ves al héroe tirado en el piso sin poder levantarse.

Porque Matt no tiene superpoderes. Simplemente (y en una gran decisión) percibe las cosas con mayor fidelidad, con los sentidos más desarrollados. Un filtro acá, un retoque del audio allá, y ya entendemos que, de alguna manera, Matt sabe que la gente está mintiendo o que hay una cadena a mano. Nada de entrar en "Modo radar" ni efectos especiales rebuscados. De vuelta, no hacen falta.

La trama del capítulo (y aparentemente del resto de la temporada) arranca con una Karen Page incriminada en un asesinato. Pobre, la primera vez que la vemos a la bonita y problemática rubia, está cubierta de sangre junto a un cadáver y con un cuchillo en la mano; hola, mucho gusto. Matt y su amigo y socio Foggy Nelson son dos abogados debutantes (en el sentido más estricto de la palabra) que hacen de Karen su primera clienta. De a poco, se dan cuenta que (más allá del asesinato) se están metiendo en un caso de corrupción que apunta bastante arriba y, sin pretenderlo, se ponen en la mira de la mafia local.

Mafia que, por cierto, no sabemos quién lidera porque por ahora "no se lo puede nombrar". Pero nosotros somos viejos lectores del comic, lero leroooo. Es obvio que es Voldemort.

Para ir cerrando por ahora, Daredevil arranca MUY bien. Definitivamente se siente distinta de entrada. Charlie Cox está más que acertado en el papel: sentís que el tipo oculta un lado más oscuro, que tiene un pequeño diablillo con ganas de salir a jugar a romper rodillas. La química entre Matt y Foggy (interpretado por Elden Henson) es genial, con ese grado de complicidad y de palos que se tiran entre uno y otro (como cuando Foggy le hace notar su "juicio cuestionable ante mujeres hermosas"). Y Karen (Deborah Ann Woll) se muestra como una mujer frágil al principio... pero que evidentemente sabe defender y qué hay que hacer; eso sí, Karen es un bardo, Matt. Sabélo que te va a traer bastantes problemas...

Y ahora sí, nos vamos a seguir con la maratón mientras desayunamos. Y mañana dénse una vuelta a leer la review de toda la primer temporada.

¡Chaunosfuímosabrazodegol!


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario