multiplex
la cuarta pared

viernes, 12 de diciembre de 2014

OBITUARIOS: Sons of Anarchy (2008-2014)


By on 09:00


















Estamos aquí reunidos para celebrar la vida de una de las series más pibe de la historia de la TV: Sons of Anarchy. Si no la viste, no sigas leyendo... Si sos fan, vení a llorar con nosotros :'(




Oh, Sons of Anarchy... Nunca pensé que iba a llegar este momento. Recién pasaron pocos días desde que te fuiste, pero ya te extraño. Parece mentira que tantas madrugadas de miércoles tengan que terminar de forma tan abrupta. Estoy destruído. 

En esta época tan triste, no puedo evitar pensar en tu infancia. Tu primer añito de vida; eras tan inexperto... Me acuerdo de Jax, aburriéndonos a todos mientras se iba al techo del taller a leer el testamento de su padre. Aquellas eran épocas mucho más sencillas, donde la máxima preocupación que podíamos tener eran los malditos Mayans de Marcus Álvarez y la zorra de la agente Stahl. Todo era una fiesta llena de aventuras, tiros, líos, birras, imitaciones de Elvis, hasta que un día la cosa se puso seria... 

Como todo niño marcado por la catástrofe, tuviste que crecer de golpe...Un día mataron a la mujer de Opie, otro día Henry Rollins violó a Gemma, y así, poco a poco, todo se empezó a desmoronar. Uno a uno fueron pasando los villanos de turno: Los nazis, la IRA, el cartel Galindo, la CIA, Damon Pope, August Marks... Todos corrieron a los tiros, giles... Nadie tiene más aguante que SAMCRO. 


Sons of Anarchy, en estos siete años me dejaste muchas enseñanzas. Con vos aprendí que las peores tragedias son las que provienen desde adentro. Tus hermanos, tu familia... Ellos son los que tienen el poder para infligir el daño mayor. Las diversas traiciones que sufrió Jax a lo largo de tu duración fueron las que forjaron su carácter, gracias a ellas, el blondo motorista fue haciéndose más sabio, más fuerte y mucho más despiadado... Aunque también hay que decir, que estas mismas traiciones fueron las que sentenciaron su trágico destino.

Y ahí es donde estás vos ahora, en el cielo de los motoqueros. Y la verdad es que te veo tranquilo, porque sabés que la viviste... Me imagino el quilombo que se habrá armado allá arriba cuando se empezó a oler a cueros y a vómito, se escuchó el motor de una Harley, y arrancaron los tiros...

Te vamos a extrañar.

Q.E.P.D.


La Cuarta Pared

Novedades, reviews, rumores y más de todas las pavadas que te interesan.

0 comentarios:

Publicar un comentario